Crimen en Lomas de Tafí: Exigen justicia por caso de presunto gatillo fácil

La familia de Mauro Nicolás Burela, el joven que falleció en un presunto enfrentamiento con un policía en Lomas de Tafí, está exigiendo respuestas a la Justicia. El caso ha generado preocupación y debate en la comunidad.

El trágico suceso ocurrió el miércoles pasado, cuando el cabo Carlos Alderete, mientras estaba en servicio en la Patrulla Motorizada de Tafí Viejo, se encontró con Burela, quien se desplazaba en una moto similar a la que utilizaban supuestos delincuentes. Según la versión del oficial, este persiguió al joven hasta alcanzarlo en un camino vecinal. En ese momento, Burela habría llevado la mano a la cintura, lo que hizo que el cabo reaccionara rápidamente y le disparara en el abdomen.

Nicolás, de 25 años, era el mayor de cuatro hermanos y vivía cerca del lugar donde ocurrió el incidente. Según su hermana, Rosario Burela, el joven había pasado la noche anterior en casa de su novia, ubicada a unas ocho cuadras de la suya. El día del suceso, Nicolás regresaba a su hogar cuando fue interceptado por el cabo Alderete.

La familia de Burela asegura que el joven no frenó cuando el policía se lo ordenó debido a que días antes había vendido su motocicleta y no tenía los papeles del vehículo, ya que estaba registrado a nombre de su novia. Según la versión de la hermana, Nicolás aceleró para escapar del oficial por temor a que le quitaran el dinero que le habían dado como parte de pago por la moto.

La Fiscalía de Atentados Contra las Personas, a cargo de Diego Hevia, ha estado estudiando el caso y hasta el momento no ha imputado cargos al cabo Alderete. Sin embargo, la familia del joven fallecido está exigiendo justicia y que se esclarezcan los hechos.

El arma de fuego que se encontró en posesión de Burela ha sido un punto de controversia en el caso. Según su hermana, el joven había recibido el arma como parte de pago por la venta de su motocicleta. La familia insiste en que Nicolás no tenía intención de herir a nadie y que solo llevaba el arma consigo por precaución.

La situación se ha agravado aún más con el fallecimiento de Mauro Nicolás Burela. El caso ha sido transferido a la Fiscalía de Homicidios I, a cargo de Ignacio López Bustos. El estudio jurídico del abogado Cristian Alberto Clemente asumirá la querella en representación de la familia Burela.

fuente: La Gaceta

También te podría gustar...

Deja un comentario