El apoyo de la Municipalidad de Tafí Viejo fue clave para la cristalización del proyecto.

Días atrás inauguraron un nuevo lugar de encuentro artístico en Lomas de Tafí. El teatro ‘Juan Carlos Torres Garavat’ levantó su telón con una ceremonia breve, pero colmada de emotividad y con las expectativas propias de los primeros pasos del desafío asumido.

Manuel Garavat, responsable principal de la iniciativa, homenajeó a su padre a través del nombre de la sala. Juan Carlos Garavat dejó un recuerdo entrañable en el ambiente, fue director y autor teatral. Se formó en Buenos Aires y desarrolló gran parte de su carrera en Tucumán, donde fundó en 1980, junto a trabajadores culturales locales, el Teatro de la Paz, frente a la plaza Yrigoyen (en 9 de Julio al 400).

“Esta inauguración es posible gracias a la gestión política. La pandemia vino con un nuevo gobierno que en sus primeros seis meses liquidó todas las deudas que tenía el Instituto Nacional de Teatro, recibimos cuatro subsidios juntos que nos permitieron retomar lo iniciado. Con ese dinero y el apoyo del municipio a cargo de Javier Noguera pudimos finalizar la obra”, expresó Garavat.

Luego del acto de apertura, subió a escena su primera obra denominada “El circo al revés” de Los Tucus, que forma parte de la programación del Festival Teatral de Invierno. Los primeros seis espectáculos serán con entrada a la gorra. Es necesario resaltar que debido a la pandemia el espacio reduce al 30% su capacidad, por lo que ingresarán no más de 30 personas por función.

El teatro está ubicado en manzana 32, casa 9, del barrio Lomas 600. Tiene una capacidad total para 120 personas, una superficie de 179 metros cuadrados y una altura de techo de siete metros lo que permite realizar espectáculos aéreos.

“Esto surge con el objetivo de generar un teatro de cercanía, de brindar un espacio de desarrollo donde los vecinos puedan hacer y dictar talleres, con la idea de que el teatro tiene que ir hacia la gente, ya que permite generar la identidad de los pueblos por medio del arte. Un teatro no son las paredes, el techo, no es un negocio, ni siquiera la gente que lo hace, un teatro es el público. Eso es lo que le da vida y creemos que tenemos que revalorizar de dónde venimos, con ese aporte intangible”, concluyó el teatrista.

Participaron del acto de inauguración, los secretarios de Gobierno Federico Carrera y Culturas Marcos Acevedo, respectivamente y los concejales Mariela Acosta y Maximiliano Córdoba.