Ayer se allanó la vivienda de una mujer, la principal acusada de la estafa, donde se incautaron tickets de extracción y depósitos bancarios de altas sumas de dinero, documentación en la que consta su participación en las estafas y pagarés firmados por ella por $ 600 mil.

El inmueble allanado se ubica en calle Alberdi al 100 de la ciudad capital, donde también se secuestraron 2 televisores, un ventilador, un parlante y un mueble, relacionados a la investigación.

Más pruebas

Los investigadores aseguraron que, durante los allanamientos, que fueron ordenados por el juez Eduardo Martín González, lograron establecer nuevos domicilios y pruebas que imputan a los acusados. En consecuencia, solicitarán nuevas medidas privativas de libertad y la inhibición de las cuentas bancarias de la principal acusada.

Se hacían pasar por abogado y empleada pública

El 15 de noviembre pasado, un hombre denunció en esta Unidad Especial que dos personas, un hombre que decía ser abogado y una mujer que decía ser empleada pública, le habían ofrecido la adjudicación de una vivienda en el Barrio Lomas de Tafí.

Para ello, le pedían la suma de $ 600 mil. La víctima accedió e hizo entrega de ese monto a la mujer, quien luego dejó de contestar mensajes y llamadas. Por otro lado, una mujer también realizó una denuncia por estafa con la misma modalidad y acusando a las mismas personas.

Inmediatamente, un equipo de investigadores inició la pesquisa.

Descubiertos por Facebook

Es así que a través de publicaciones en la red social de Facebook determinaron los datos filiatorios de los acusados y la identificación de los titulares de las líneas telefónicas desde donde se comunicaban con las víctimas.

Con estos datos firmes se constató sus domicilios, para solicitar las medidas de allanamientos. Toda la documentación y los electrodomésticos incautados fueron puestos a disposición de las autoridades de la Unidad Fiscal de Decisión Temprana.

Fuente: www.diariocuartopoder.com