Ante el abrupto cambio de Clima, a cuidarse de la Bronquiolitis

Ante el abrupto cambio de Clima, a cuidarse de la Bronquiolitis

¿Qué es la bronquiolitis?

Es una infección de las pequeñas vías respiratorias (bronquiolos) que están en los pulmones. Casi siempre la causa son virus.

Aunque hay casos aislados a lo largo de todo el año, lo normal es que se den una o dos epidemias de bronquiolitis durante los meses de frío, entre noviembre y marzo. Y en estos casos, es el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) el principal responsable. Afecta sobre todo a los menores de 2 años.

El contagio se produce a través de la mucosidad o la saliva de una persona infectada. Y se propaga fácilmente en el seno de la familia, en las guarderías y en las salas de los hospitales o centros sanitarios.

También la causan otros virus como el virus de la gripe, el parainfluenza o el adenovirus.

bronquiolitis 2

¿Cuáles son los síntomas de la bronquiolitis?

Los síntomas pueden variar mucho. Suele comenzar como un resfriado, con moco nasal, tos leve y, a veces, fiebre. Después de uno o dos días, la tos empeora y el niño tiene una respiración más agitada. Algunos de ellos pueden tener, además, dificultad para respirar (se le marcan las costillas y el abdomen se mueve mucho) y ruidos en el pecho (como “pitos” o “silbidos”).

Esto se debe a que los bronquiolos se inflaman y producen moco, dificultando el paso de aire a los pulmones y la respiración del niño.

En niños mayores y jóvenes la infección por el VRS produce sólo un resfriado. En cambio, los lactantes y niños pequeños son los que pueden tener síntomas más severos porque sus vías respiratorias son más pequeñas y se obstruyen más fácilmente.

¿Se puede hacer algo para prevenir la bronquiolitis?

El VRS se contagia, como en un resfriado, a través de las gotitas de saliva y el moco de una persona infectada, y también a través de manos contaminadas con estas secreciones.

  • La medida más útil para prevenir el contagio es asegurarse que las personas que cuidan al bebé se lavan las manos con frecuencia, tanto antes como después de cogerlo o tocar sus cosas (chupete, biberón, juguetes;…).
  • No llevar al niño a la guardería en época epidémica. Sobre todo, si es muy pequeño (menor de 3 meses) o nació prematuro.
  • Evitar el contacto cercano con hermanos o niños mayores con síntomas de resfriado en épocas de epidemia de bronquiolitis. No olvide que los niños mayores pueden tener una infección por VRS y presentar sólo síntomas de catarro. Anímeles a lavarse las manos con agua y jabón al llegar del colegio.
  • Evite, si es posible, las salas de espera de los centros sanitarios. No vaya a las urgencias de los hospitales por enfermedades leves o banales.
  • La exposición al humo del tabaco es un factor agravante de la bronquiolitis. Prohíba fumar en casa.
  • Y no olvide que los niños alimentados al pecho durante 4 meses o más suelen tener bronquiolitis más leves.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

    Deja un comentario