Así lo anunció el ministro de Educación de la Provincia, Juan Pablo Lichtmajer, quien fundamentó su decisión en la necesidad de mantener los cronogramas establecidos por el Calendario Escolar 2020. Cómo serán las evaluaciones.

Los estudiantes de escuelas tucumanas serán evaluados pese a la suspensión de clases presenciales vigentes en el marco del decreto de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) que rige desde el 20 de marzo en todo el país. La decisión fue anunciada mediante redes sociales por el ministro de Educación de Tucumán, Juan Pablo Lichtmajer.

Según precisan desde la cartera educativa, se implementará una forma especial de evaluación para el seguimiento de lo enseñado y aprendido durante la cuarentena. Se solicitará a los alumnos una tarea semanal por materia para poder conocer su avance y brindar contención en caso de que la realización de los deberes se vea interrumpida por cuestiones relacionadas a su entorno. La modalidad estará sujeta al modo de enseñanza escogido por cada establecimiento y docente durante estas ocho semanas sin dictado normal de clases

“En Tucumán vamos a evaluar porque también forma parte del aprendizaje. Las circunstancias excepcionales requieren que adoptemos nuevas formas de evaluar. Pedagógicamente es un encuentro, un vínculo entre alumnos y docentes. Es planificado y serio, pero también sensible y pone a las personas como prioridad. Nos hemos preparado para implementarlo en este tercer mes y lo haremos a partir de la próxima semana”, aseguró Lichtmajer.

En este sentido, el titular de la cartera educativa, agregó que “hacer un seguimiento de los aprendizajes es un modo de estar más cerca, para que nadie se quede atrás. Respetando las características y el contexto, y a la vez estableciendo parámetros de equidad para todos y todas. Los docentes quieren y necesitan saber cómo han llegado los conocimientos que con gran compromiso han generado y compartido.  La evaluación permitirá un diagnóstico de cómo están aprendiendo los alumnos y qué tareas les generan más dudas e inquietudes”.

Días atrás, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se refirió al tema de las evaluaciones en plena cuarentena. El funcionario nacional se mostró a favor del diagnóstico, pero sólo si es realizado con intenciones valorativas. «Para nosotros es muy importante evaluar, lo que sí creemos es que esa evaluación debe ser valorativa. El docente evalúa todo el tiempo al estudiante. No debe ser en términos de calificación, de poner una nota», sostuvo el funcionario nacional en declaraciones a Radio 10.

En ese sentido, Trotta agregó que «no es un buen momento para calificar ya que no se estaría evaluando el aprendizaje del niño si no su realidad socio-familiar«. «La realidad actual está condicionada por la realidad de los estudiantes. Es una Argentina muy diversa, atravesada por la desigualdad», sentenció.

Fuente el Tucumano