Candidato a Intendente de Tafí Viejo 2015 : Micky Bolea

Micky Bolea tiene 39 años pero parece menos. Es alto y delgado. En el viernes que nos vemos en el SAMA, cuando llega, yo ya lo estaba esperando y no soy la única, mucha gente pregunta por él en la recepción del único Sanatorio Privado de nuestra ciudad.  Entra, saluda amablemente y habla de manera calma.

La entrevista transcurre en una oficina del sanatorio ante la presencia de Emilio Massa. Estamos sentados alrededor de un escritorio marrón, con una computadora portátil sobre la mesa donde inmediatamente googlea Aire de Tafí, simpatiza con la propuesta y comenzamos:

  • ¿Hay algo que añora del pasado?

Sí, lo que añoro del pasado son los tarcos. Después me tocó vivir en otra provincia y añoré la entrada a Tafí Viejo, las montañas, el clima el olor a los azahares es algo que uno extraña. Añoro, sí, por sobre todas las cosas el juntarme con amigos todos los días que hoy no lo puedo hacer a lo mejor cada dos, tres meses una juntada con suerte, a lo mejor si lo podría de alguna manera manejar me gustaría que se de más seguido, pero hay cuestiones laborales de cada uno. Añoro por sobre todas las cosas eso, cómo se vivía, la calle, el clima, los olores de Tafí Viejo, el club. Después yo me pasé a otro barrio que es Juventud Unida y es igual. Yo tengo muchos amigos de ahí y creo que eso cambió mucho desde que yo era chico a hoy.

  • ¿Con qué líder se identifica? ¿por qué?

Admiro mucho a René Favarolo, me parece un tipo muy sencillo que logró cosas importantísimas en el mundo y que todo lo que él logró, por agradecimiento, lo volvió a volcar a la sociedad. Si hay alguien con quién a mí me gustaría parecerme mínimamente es a una persona como ésta. Admiro mucho a mí viejo, un tipo sencillo humilde que siempre estuvo contento a pesar de todas cosas que uno fue haciendo como hijo, no lo recuerdo enojado o gruñendo. Tengo un recuerdo de él como líder porque en su vida es un líder. Admiro mucho a Eva Perón como líder mujer, siendo tan joven con un discurso tan masivo y valga la redundancia movía masas y que dejó toda una vida por la sociedad. Y creo que está faltando eso que tenían y que hoy son principios y valores. Por sobre todas las cosas ser un líder carismático. Creo que hoy un  líder debe dejar de ser autoritario. Hoy un líder tiene que seguir por convicción, es por eso que estas personas (como Favarolo) dejan un camino hecho y un nombre que marcó a la medicina, increíble.

  • ¿Siempre vivió en Tafí Viejo?

Sí siempre, de paso aclaro y aprovecho, ocasionalmente vivo ahora estos meses en Tucumán porque por una cuestión de salud, mi abuela vino a vivir en la casa donde iba a vivir yo y yo me fui a vivir en la casa de mi abuela. Pero próximamente vuelvo porque estoy construyendo acá y es el lugar que yo quiero que crezcan mis hijos porque yo siento que es el lugar al que le debemos mucho. Así que sí, siempre Tafí Viejo, mi lugar elegido en el mundo.

  • ¿Cuál fue el último libro que leyó?

“Vive tu sueño” de John Maxwell, lo terminé hace poquito. A mí me gusta soñar. Creo que la casualidad no existe, creo que es todo causalidad. Para que un sueño se cumpla hay que trabajar muy mucho, para que los sueños chiquitos vayan cumpliendo ese sueño grande. Por eso es que lo vi (al libro) un día en la vitrina de una librería y lo compré y lo recomiendo para todos los chicos que creen que en la vida las cosas ya no se logran con sacrificio. Éste tipo demuestra que sí, que hay que soñar, hay que plantearse objetivos y que paso a paso, cuando uno hace las cosas con amor, con pasión, las puede lograr.

  • ¿Cuándo y a dónde fue su último viaje de placer?

Mi último viaje de placer fue el año pasado a un crucero con mi familia, mi esposa y mis dos hijos.

  • Podríamos afirmar que de los errores se aprende. Usted de qué errores considera que aprendió más.

Por ahí en mí adolescencia fui un poco más rebelde que mis otros cuatro hermanos. Si hay algo de lo que me arrepiento o que puedo considerar un error es no haber aprovechado al máximo el tiempo de la secundaria. En la secundaria hubo maestros de la vida con los cuales tengo una relación muy linda. Por ahí siento que tendría que haber hecho más eso, y eso me llevó a entender que el tiempo que se pierde no se recupera. Así siento que hay una parte de mi vida en la que hay un hueco y que tengo que usar tiempo del presente para tapar esos huecos del pasado por una cuestión obvia y lógica. Así que es un error que si volviera a vivir, si tendría otra oportunidad de ser adolescente no lo cometería, pero bueno uno no viene con el manual Kapeluz bajo el brazo.

  • ¿Por qué se dedica a la política?

A ver, desde el primer día que yo me decidí a estudiar medicina sabía que me iba a dedicar a la administración. Yo soy medico y después hice una Maestría en Economía, también hice una Maestría en los Servicios de Salud, hice un diplomado en Dirección de Salud, hice Marketing, Recursos Humanos y todo lo que respecta a lo que es el ambiente de la administración. Al principio había gente que me decía que estaba loco de estudiar medicina para dedicarme a otra cosa. Me decían: cómo no estudiás administración de empresas si vas a querer administrar. Yo quería ser médico y soñaba con administrar la institución que mi papá venía creando con un grupo de socios para dejarnos un trabajo a nosotros, sus hijos. Eso me fue llevando a que yo cada día me apasione más por la administración. Sumado a que vengo a ser nieto de Gregorio Bolea que fue un tipo que en cada lugar que vivió siempre estuvo metido en instituciones y decía que a las ciudades hay que tratar de aportarles cosas porque es la manera que se crece. Entonces, el chip ese del trabajo social, del compromiso, siempre lo tuve. No porque hoy haya tomado la  decisión de ser candidato a intendente y porque creo que estoy en el momento de mi vida de poder devolverle a la ciudad o aportarle a la ciudad, no sólo conocimientos que tuve la oportunidad de aprender, sino la experiencia del trabajo del día a día de los compañeros que yo tengo hoy con los cuales comparto el trabajo y sin lugar a dudas me van a acompañar en todo este proyecto. Es algo que lo llevás adentro, es algo que te nace y que uno lo quiere hacer. Porque yo sueño también con que mis hijos vivan en un lugar mejor, como yo viví, a mí me encantaría que puedan vivir en el Tafí Viejo que yo viví en su momento. Yo no soy de criticar intendentes, como mucha gente que se pone de la vereda del frente y lo único que hacen es tirar piedras, yo soy de analizar la situación, de analizar el escenario y decir cuáles son las criticas que hay que hacer pero para construir y si hay algo que no solamente en Tafí Viejo, sino en el mundo está cambiando es la forma de vivir en sociedad. Estamos siendo muy intolerantes, muy individualistas y creo que está faltando el liderazgo, el liderazgo donde se busque el consenso, la articulación, el diálogo, la opinión de los distintos sectores, de los distintos actores y entre todos, entre los empresarios, un industrial, entre el maestro, el ingeniero, el ama de casa, el desocupado, el desempleado, construyamos la sociedad que realmente queremos.  Es por eso que tomé la decisión (de querer ser intendente). Los sueños, tuve la suerte de ir cumpliéndolos no con suerte, con sacrificio los fui cumpliendo. Creo que hoy me picó esa necesidad de decir: llegó el momento de trabajar por la ciudad, llegó el momento de trabajar por la sociedad, siento que una ciudad tiene que ser administrada por gente que esté en condiciones de administrar una ciudad. No cualquiera puede administrar una ciudad, si vos me decís a mí ¿te animás a entrar a un quirófano a operar? No, porque yo no estoy preparado para eso, yo no sé operar. Pero sí estoy en condiciones de administrar una ciudad, sí estoy en condiciones de decir qué es lo que le falta, qué plan de trabajo tenemos y de pensar en corto, mediano y largo plazo. Es mi manera de vivir todos los días es por eso que siento hoy que estoy preparado y en condiciones de ser el intendente de Tafí para poder hacer muchas cosas que yo sueño y las imagino cuando me acuesto en mí cama.

  • Como representante: cómo hace para que pensar, decir y hacer sea un todo coherente.

Le hago caso a mí corazón. Le hago caso a mi manera de ser y de vivir.  No tengo un discurso hablado y un discurso de vida o de manera de vivir, o de accionar. Exteriorizo lo que soy por dentro y trato de ir por el camino que corresponde, trato y me junto con la gente que creo me va llevar por un buen camino. En la política se vive muy veloz, muy rápido sumado a que yo tengo distintas actividades. Tengo que organizar todo muy bien en mi esquema de día a día y eso no podría llevarlo adelante si a la par mía no tengo gente que sean mis pilares. Esto muchas veces pasa a ser como una carrera de rally donde vos confiás ciegamente en las personas que tenés al lado. Yo confió en la gente que tengo y logramos hacer en éste año un gran equipo. Un equipo en el que no porque yo sea hoy la cabeza o el candidato soy el que tiene razón, no para nada pensamos en equipo y eso creo que nos lleva a tomar la decisión de qué queremos ser, adónde queremos ir. Cuando nos juntamos pensamos primero en los valores que nos van a conducir por este camino. Porque si vos entre tanto dinamismo, tanta velocidad, no sabés dónde estás parado y ponés los pies sobre la tierra, empezás a equivocarte. Creo que la manera de tener coherencia entre lo que uno piensa y lo que termina haciendo es simplemente exteriorizar el interior de uno, realmente lo que vos sentís, lo que vos visionás con trabajo y con sacrificio, llevarlo a cabo.

  • Cuáles considera que son las propuestas de mayor relevancia de tu plataforma electoral.

Creo que la relevancia de las propuestas nos las fueron dando los mismos vecinos a medida que caminás los barrios. Yo como planificador, gerenciador, administrador y como médico siempre digo que no se puede curar un paciente si no se sienta el paciente, habla con uno y que tu paciente te cuente sus problemas de salud para que vos lo curés, si vos no sabés de qué está enfermo es muy difícil que yo como médico te pueda curar. En esto es muy parecido, primero definimos como queríamos ser y con la gente que nos iba a acompañar. Empezamos a caminar cada barrio, cada rincón y al ir hablando con la gente nos fueron contando las distintas problemáticas. En esto podemos dividir que tenemos problemáticas mayores y problemáticas menores o más bien definidas de cada sector. Entre la plataforma, en dónde cualquiera se puede dedicar a esto hoy no puede dejar de mirar uno, y tener un plan de trabajo desde el día uno: es el agua, es la inseguridad, son las adicciones y es el trabajo. De los cuatro problemas hay tres que van de la mano, el trabajo la inseguridad y las adicciones. Si vos trabajás directamente sobre el trabajo, trabajás indirectamente sobre las otras dos que son la inseguridad y las adicciones. Entonces ¿cómo generar trabajo? Pensando en un polo industrial, pensando y sentándose con los comerciantes menores, medianos, generando un plan de trabajo. Esto ayudaría a que la gente no esté en situaciones extremas y que uno no tenga que usar la palabra inseguridad y empezar hablar de seguridad. Es como que yo médico salga a las escuelas para hablar de enfermedad, yo tengo que hablar de salud ¿me explico? Entonces yo creo que esas son las grandes plataformas donde uno tiene que mirar. Y después hay que mirar cada sector. Pero acá hay un problema un periodo de gestión dura cuatro años y los que estamos en esto sabemos que el corto plazo son cinco por lo tanto en un periodo de cuatro tenés que tratar de llegar a cumplir un proyecto. Nosotros hemos comenzado dos años antes de las elecciones, nos han dicho, ustedes salen a quemar pólvora antes de tiempo. No, nosotros queremos llegar al municipio el día uno, sabiendo lo que pasa en Tafí Viejo, teniendo medianamente claro qué planes desarrollar.  Hay otra cosa que también hay que saber, un plan de trabajo se arma sin tener en cuenta factores que son internos, que si no sos del municipio, no los conoces. A mí me llama la antención cómo muchos candidatos reparten sus folletos en las calles con sus plataformas políticas si no recorrieron Tafí Viejo. Sentarse en Internet hoy, buscar plataforma política, copiar y pegar es muy fácil. El buen médico no te va recetar diez remedios para una enfermedad, el buen medico es el que se sienta con los paciente los escucha, llega a un diagnóstico certero y después da un tratamiento acorde. Creo que en la política es lo mismo, un gran equipo de trabajo, mucho sacrificio, horas, horas y horas y saber adónde uno quiere ir, creo que esa es la gran ciencia.

  • Cómo definiría en una palabra:
    • Tafí Viejo: Mi lugar.
    • Tucumán: el norte.
    • Argentina: el sur, (risas) no, argentina es crisol.
    • La política: una gran herramienta.
    • La pobreza: (pausa) indignación.
    • La inseguridad: preocupación.
    • Los medios de comunicación: influencia.
    • La educación: primordial.
    • La ambición: innecesaria.
    • La religión: esperanza.
    • La familia: todo.
    • El amor: mmm, mi esposa.
    • El odio: un culpable de todo lo que está pasando.
  •     Sino se dedica a la política ¿qué sería?

Médico.

  • ¿Qué legado le gustaría dejar?

Que mis hijos me superen ampliamente, que mis hijos sean felices que sientan lo mismo que siento yo que vivir es muy lindo. Que todo lo que uno recibe hay que devolverlo, que no hay que olvidarse de los amigos, que hay que sacrificarse muchísimo. Y bueno yo me moriría triste si ellos no se sienten realizados. Yo lo digo y por ahí me dicen, pero si sos muy joven, bueno hoy cambiaron mis sueños por eso me dedico a política. Mi sueño antes era ser un administrador en salud, un buen médico, bueno eso lo cumplí. Hoy que tengo hijos mis sueños cambiaron. Yo tengo un hijo de cuatro años y uno de un año. Sueño con que mi hijo pueda ir al club como iba yo. Sueño con verlos vestidos como jugadores de futbol o de basket o entrando al colegio o siendo médicos o siendo la profesión que ellos decidan. Pero me da miedo que el odio, la avaricia de ciertas personas que el sistema las ha dejado afuera, le puedan hacer algo a mí o a mis hijos y que uno no pueda cumplir esos sueños de ver a tu hijo entrando a una cancha de basket, (se emociona y lo asume) hasta medio me emociona.

Fuente: airedetafi Por Mariana Maulu

También te podría gustar...

Deja un comentario