Adjudicatarios de viviendas de Lomas de Tafí se manifestaron esta mañana en las oficinas del Instituto Provincial de la Vivienda.

Un grupo de personas realizó esta mañana una protesta en las puertas del IPV reclamando por el aumento de las cuotas de casas adjudicadas en Lomas de Tafí.

«Yo salí propietaria en la primera bolilla de madres solteras. Soy gastronómica y hace ocho meses que no trabajo. Es una cuota totalmente elevada para ser una vivienda social», expresó Romina Ariel.

Aseguran que las cuotas aumentaron a diez mil pesos. «Sumando los gastos administrativos, rondarían los once mil pesos».

La mujer sostiene que jamás fue notificada de esta situación. «Ahora en diciembre estaría llegando una boleta de 11.800 pesos. Soy madre soltera y es imposible para mi cubrir una cuota de este monto. Es imposible«, expresó.

Fuente: Los Primeros