Mitos y Verdades sobre la Castración de Mascotas

Agradecemos a la vecina  Sil Tuc por su aporte:

¿Qué es la castración?
Un proceso quirúrgico, que se realiza bajo anestesia general, con el cual se extraen los órganos reproductivos internos (ovarios, útero y cuernos uterinos en hembras y testículos en machos). Dura aproximadamente 20 minutos.
Los anestésicos usados son muy seguros y el procedimiento genera beneficios mayores que el riesgo que implica la anestesia. Es importante mencionar que hay más riesgos en el embarazo y en el parto que en la castración.

¿A partir de qué edad se realiza la castración?
A partir de los tres meses de edad, siempre y cuando los animales tengan buena salud. La edad ideal: entre los 3 y 6 meses para hembras o machos caninos o felinos.

¿Quién realiza la castración?
Un(a) médico(a) veterinario(a).

¿Se pueden castrar hembras en celo?
Claro que sí, incluso durante el embarazo, pero hacerlo antes del primer celo es más beneficioso para ellas.
Importantísimo señalar que si se castran durante el celo, el olor que ellas tienen que atrae a los machos seguriá su curso natural. En otras palabras: el celo dura entre 10 y 14 días, entonces si por ejemplo la perra es castrada el día 8 de su celo, mantendrá ese olor y atracción hacia los machos por unos 6 días más. De ahí la IMPORTANCIA de que luego de la castración ella permanezca en un lugar totalmente seguro de machos pues una monta podría costarle la vida a ella. Amarrarla NO es la solución pues de entrar un macho a la propiedad ella no podría defenderse y sería peor.

Entonces, si se puede castrar en celo pero DEBE HABER UN CUIDADO ESPECIAL. Luego de que le pasen los días de ese celo, nunca más entrará en celo.

¿Cómo preparo a mi animalito para la castración?
Con 12 horas de ayuno, tanto de comida como de agua. Y por supuesto, el animal debe estar sano, sin diarreas, vómitos, tratamientos médicos o complicaciones de salud.
No hay otros preparativos para la cirugía… bueno, llevarle una cobija para cuando sale de la misma.

¿Cuánto debo esperar para darles de comer a mis animales recién castrados?
Al ser la castración una cirugía con anestesia general, tenemos que dar al menos 12 horas, luego de la cirugía, para que se recupere de la anestesia. Es el tiempo mínimo que tenemos que esperar para darles de comer a nuestros perros o gatos, hembras o machos, que han sido castrados. Sólo los cachorros entre 3 y 5 meses de edad podrían comer unas 6 – 8 horas después, pues su metabolismo trabaja de forma más acelerada.

¿Dónde debo acostar al animal luego de la castración?
Los perros (hembras o machos) deben quedar en un lugar tranquilo, techado, libre de corrientes de aire y ruidos fuertes, y que no tengan acceso a la calle o espacios abiertos. El ideal es que queden dentro de la casa ese día.
En el caso de lo gatos (hembras o machos) se recomienda dejarlos en lugares más pequeños y completamente cerrados (sin ventanas), preferible en jaulas transportadoras.
Ninguno debe quedar acostado en lugares altos como sofás, camas o muebles.

¿Cuánto debo esperar para castrar a una hembra recién parida?
Lo correcto es esperar a que los cachorros cumplan mínimo 8 semanas de vida. Entre las 4 y 8 semanas de edad de un cachorro usted debe hacer el cambio de alimentación, para que pase de la leche materna al concentrado. El alimento debe introducirse lentamente (suavizado con agua, si hace falta), ya que la leche se va agotando y a la madre le duele dar de mamar porque ellos van sacando sus dientitos.
No es correcto quitarlos de un día al otro, pues eso puede provocar en las mamás una mastitis, por lo que ese proceso de transición de leche a alimento es muy importante respetarlo y hacerlo bien.
Si luego de castrada la mamá, aún tiene mucha leche, hay que estarle poniendo de uno en uno los bebés, por períodos cortos, para no lastimarla, pero para impedir que se le haga una mastitis.

El proceso de destete y la primera vacuna van de la mano, pues es justamente cuando los bebés deben ir creando su propio sistema de defensas y las vacunas ayudan en eso.
Si los bebés murieron todos, debe programarse la cirugía lo antes posible.

¿Debe mi animal usar un collar isabelino luego de la castración?
La complicación más frecuente en la recuperación de un animal, luego de su castración, es que se abra la herida y esto suele suceder porque el animal comienza a lamer su herida.
Por lo tanto, sí es sumamente importante evitar que ellos se chupen y para ello el collar isabelino es el método más seguro.
Usted puede hacer uno en casa, utilizando una botella plástica grande o haciéndolo de cartón. Las radiografías viejas también sirven bien para las gatas.
Los únicos que no necesitan collar isabelino luego de la castración, son los gatos machos, porque no llevan sutura.

¿Cómo puedo evitar que mi perro o perra se contagien del TVT (tumor de transmisión venérea, llamado popularmente sticker)?
Castrando antes de que la hembra entre en celo o el macho desarrolle su deseo de monta.
Al ser el sticker un tumor de transmisión venérea, podemos evitar su contagio si eliminamos por completo el deseo de monta de los machos y el celo en las hembras, es decir, que con la castración a temprana edad (antes de los 6 meses de edad) podemos evitar que nuestros perros contraigan este tipo de tumor, que de no ser tratado a tiempo, suele acabar con la vida de nuestras mascotas.
Su tratamiento es sumamente grosero, pues suele implicar tratamientos parecidos a la quimioterapia en humanos.

¿Se engordan y vuelven perezosos los animales luego de castrados?
La castración modifica los balances hormonales y el nivel de actividad del animal, pero esto no quiere decir que se tienen que engordar. Si usted controla su alimentación y mantiene a sus animales activos físicamente, no tienen por qué engordarse y ser perezosos.

¿El carácter de mi perro(a) o gato(a) cambia negativamente con la castración?
No tiene por qué suceder. En todo caso, cualquier cambio será positivo, se volverá un animal más afectivo, menos agresivo y con menos tendencia a pelear, marcar territorios y deambular.

¿La castración duele?
La castración se realiza bajo anestesia general, de modo que el animal no siente nada. Después de la operación, quizás el animal esté un poco adolorido o se queje, pero es normal y el animal se recuperará rápidamente.

¿Es cruel privar a los perros y gatos de sus deseos sexuales?
La sexualidad de los animales es por instinto y únicamente se activa durante el celo. Cruel es permitir el nacimiento de animales que no tendrán una casa en donde vivir y mucho más inhumano si tenemos en cuenta que en la calle hay muchos animales que necesitan un hogar.

¿Deben las hembras tener al menos una cría antes de ser castradas?
Falso. Estudios médicos demuestran que castrar gatas o perras antes del primer celo tiene mayores beneficios, no sólo porque elimina por completo el riesgo de padecer cáncer de útero o quistes ováricos, sino porque el riesgo de padecer cáncer de mama se reduce notablemente.

¿Es necesario castrar a los machos?
Por supuesto que sí. Los perros y los gatos sin castrar son capaces de preñar a varias hembras en un día. Los instintos de reproducción son tan fuertes que podrían escaparse por el sitio más inesperado. El macho dejará de marcar territorio y de deambular en busca de hembras.

¿Un perro castrado deja de cuidar la casa?
Todo lo contrario, los animales castrados son más caseros y con ello puede aumentar su territorialidad y ser mejores guardianes. Y si ya son buenos guardianes, simplemente lo seguirán siendo.

¿Qué beneficios tiene la castración para la salud de mi perra o gata?
Los beneficios son muchos, pero los que más destacan son:
– reduce en gran porcentaje el riesgo de que padezcan cáncer de mama;
– elimina por completo los embarazos y el sangrado (celo);
– evita por completo el cáncer de útero, de ovarios, la piómetra (infección uterina);
– evita por completo que contraigan tumores de transmisión venérea (sticker).

¿Qué beneficios tiene la castración para la salud de mi perro o gato?

Los beneficios son muchos, pero los que más destacan son:
– reduce la incidencia de tumores en próstata;
– reduce hasta poder llegar a eliminar el marcado de territorio con la orina;
– elimina los tumores testiculares;
– reduce el riesgo de contraer infecciones por mordeduras en peleas, sobre todo en gatos;
– evita por completo que contraigan tumores de transmisión venérea

También te podría gustar...

Deja un comentario