La Gaceta: Se movían en taxi para robar en dos casas de Lomas de Tafí

Un vecino vio movimientos y llamó a la Policía, que logró detener a cuatro sospechosos. La banda elegía una vivienda; se bajaban dos ladrones y otros dos esperaban en el auto con licencia de Yerba Buena.

En el sector VIII de Lomas de Tafí, el tráfico no es precisamente uno de los problemas. Pocos autos y motos recorren las calles pavimentadas que rodean las casas y los dúplex del nuevo barrio. Tal vez por eso a los vecinos les llama la atención cuando ven algún movimiento extraño.

tmb1_552651_201307152346430000001Eso fue precisamente lo que vio un vecino el sábado a la noche en una de las casas. El hombre tomó el teléfono y, sin dar su nombre, llamó a la comisaría y avisó que había dos muchachos dando vueltas por el frente de una vivienda ubicada en la manzana 11, frente a la calle Alicia P. de Garzón.

Cuatro policías llegaron inmediatamente al lugar y sorprendieron a dos hombres dentro de una casa. Los ladrones intentaron escapar por la misma ventana que habían forzado, pero fueron atrapados. A media cuadra, en la esquina con el pasaje Los Robles, los aguardaban dos cómplices en un taxi con licencia de Yerba Buena.

“Habíamos salido con mi familia por unos minutos. Barretearon una de las ventanas y solamente llegaron a sacarnos una cámara de fotos, que la recuperó la Policía”, contó Natalia de Olivera, la dueña de la casa.

La mujer dijo que es la primera vez que sufren un robo desde que se mudaron a Lomas de Tafí, hace unos tres años. “Nos contaron que en otros sectores es más común que ingresen cuando no hay nadie, pero por acá nunca pasó esto”, afirmó la mujer.

El oficial Hugo Bustamante y los cabos Gabriel Fernández, Humberto Montes y Roberto Sierra aprehendieron a los cuatro sospechosos y los trasladaron a la comisaría. A los pocos minutos llegaron a la dependencia policial el esposo de Natalia, Rodolfo Olivera, y Jorge Daniel Sánchez, quien vive al lado de la casa que robaron. Sánchez le comentó a los policías que también habían ingresado al patio de su vivienda y que le habían violentado la celosía de una ventana, de acuerdo a lo informado por fuentes policiales. Como una reja les impedía el ingreso a la vivienda, los investigadores creen los ladrones saltaron la tapia hacia la casa de los Olivera.

Los fines de semana

Lomas de Tafí es un barrio compuesto por 5.000 casas, aunque no todas están ocupadas. Los fines de semana suelen ser los días predilectos de los ladrones para ingresar a las viviendas, aprovechando que no se encuentran sus moradores. “Nosotros reforzamos la seguridad los sábados, domingos y feriados por el hecho de que muchas familias están durante la semana, y los fines de semana se van. Además, todavía hay muchas viviendas sin habitar, lo que garantiza una rápida accesibilidad de los ladrones a casas en las que no hay nadie, a través de las tapias”, explicó el subcomisario Mauricio Gastón Alvarez, segundo jefe de la comisaría de Lomas de Tafí.

Los sectores que tienen más problemas de inseguridad, según comentó Alvarez, son el XVI y el XVIII, que fueron los últimos que se entregaron. “Recién están en obras para cerrar los terrenos y son pocas las familias que se mudaron. Queremos hacer hincapié en la colaboración de los vecinos. Ellos son los que mejor conocen el movimiento de cada zona, por lo que no tienen que dudar en llamar a la comisaría si ven algo sospechoso, como pasó el sábado a la noche”, expresó el subcomisario. Juan Pablo Maidana, un médico que vive al frente de las casas que fueron robadas el sábado, dijo que a pesar de que la zona es tranquila, no se ve a la Policía patrullar seguido. “Es la primera vez que pasa algo así en este sector. Estamos sorprendidos, ni siquiera escuché que hayan sacado cosas de los patios”, manifestó el vecino.

Fuente: La Gaceta

También te podría gustar...

Deja un comentario