La Gaceta: Las transgresiones en el barrio Lomas de Tafí

En su corta existencia y pese a que aún no ha sido habilitado en su totalidad, ha tenido ya algunos remezones impensados, producto tal vez de imprevisiones, indecisiones, propias de un megaemprendimiento. Sin embargo, Lomas de Tafí que se halla aún en pleno parto, es un ejemplo interesante para observar con claridad cómo se gesta el espíritu transgresor propio de una buena parte de los tucumanos.

Hace pocos días, la Municipalidad de Tafí Viejo envió 23 notificaciones a adjudicatarios de viviendas construidas en los sectores 6 y 7 del barrio con el objetivo de dar fin a las ampliaciones con fines comerciales que no están autorizadas por las ordenanzas. Los vecinos calificaron de arbitrarias y desmedidas las intimaciones y amenazaron con quemar cubiertas y cortar la Diagonal que conduce a Tafí Viejo. “Nos intiman a que en 72 horas tiremos abajo todo. Nos manifiestan que todavía no somos dueños de las casas y que no estamos autorizados a realizar ampliaciones”; “consulté para que me digan cuál es el reglamento y me respondieron que no hay autorización para poner negocios. Nos parece injusto”; “antes de comenzar con las ampliaciones nosotros concurrimos a la Municipalidad de Tafí Viejo para solicitar el permiso pero en su momento nos contestaron que no podían autorizar nada, ya que no contaban con los planos ni con el padrón del barrio. Y ahora, de un día para el otro quieren que derribemos lo que construimos”. Son expresiones de los vecinos infractores.

Según el titular del el Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu), cada adjudicatario recibió el boleto compraventa con una ordenanza municipal. Señaló que cualquier cambio en la edificación o la instalación de un negocio familiar debe tener la autorización previa de la administración taficeña. Por su parte, el intendente de la ciudad del Limón, dijo que en el relevamiento constataron la construcción de un galpón donde funciona un corralón y otro donde funcionará un gimnasio. “Esto no lo podemos permitir. Las viviendas son para uso familiar”, sostuvo el funcionario.

Los vecinos se quejan porque los centros comerciales les quedan muy lejos y que es necesario que existan pequeños negocios que les solucionen problemas como el caldo que necesitan para cocinar o un foco. Son 4,4 las hectáreas reservadas para la actividad comercial. Está previsto que en esos lugares se ubiquen supermercados, bancos, estaciones de servicio y pequeños comercios de diversos rubros, pero todo se halla en proceso licitatorio.

La construcción de Lomas de Tafí se inició a fines de 2005. El 29 de diciembre de 2008 se entregaron las primeras 600 casas. En enero de 2010, los moradores se quejaron por los asaltos; en el destacamento policial, no había más de ocho policías. Los funcionarios gubernamentales y policiales dijeron que debían dirimirse problemas jurisdiccionales.

Ante un emprendimiento habitacional de 5.000 viviendas, se debería haber acelerado la construcción de los espacios comerciales para evitar las transgresiones y evitarles inconvenientes a los vecinos que, para realizar una compra mínima deben ir a algún lejano supermercado. Estas imprevisiones, que no son menores, han generado ya conflictos que enfrentan innecesariamente a la necesidad con las normas. Si no se aplica la solución adecuada posiblemente en pocos años estos problemas incipientes se conviertan en una bola de nieve.

Fuente: La Gaceta

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Leo dice:

    No pueden obligar a los vecinos de Lomas a no poder generar ingresos donde van a vivir…..Eso significa que ningun profesional de la salud,llamase medico,bioquimico o farmaceutico,estaria impedido de ejercer su profesion en el barrio,ya que no le permitirian poner su consultorio,laboratorio o bien farmacia.Si este es el pensamiento de nuestros politicos creo retrocedemos y no adelantamos nada.

Deja un comentario