La Gaceta: El incendio de un cañaveral tapó de humo a 500 casas del barrio Lomas de Tafí

Los bomberos trabajaron durante siete horas para extinguir las llamas.

La quema de rastrojo de un cañaveral convirtió en irrespirable la noche del domingo para los vecinos de Tafí Viejo que viven en los sectores 16 al 19 del barrio Lomas de Tafí, ubicado al noreste de San Miguel de Tucumán. Desde las 19.30 y hasta esta madrugada, los bomberos voluntarios de Tafí Viejo y de Yerba Buena trabajaron en el predio para extinguir las llamas.

La intensidad del humo obligó a que cerca de 500 viviendas estuvieran con puertas y ventanas cerradas hasta cerca de las 3. Daniel Ibáñez, suboficial del cuerpo de bomberos taficeños, contó a LA GACETA que el sábado por la noche, alertados por vecinos, debieron sofocar un principio de incendio de rastrojo en el mismo lugar. “En ese momento, pudimos dominarlo con rapidez pero lo de anoche fue mucho más importante y tuvimos que pedir refuerzos”, dijo.

Las llamas se podían ver desde lejos y el humo tapó las calles, los ojos y la respiración. El incendio se ubicó a metros de las casas del sector 16. “Todos los años pasa lo mismo durante la zafra, esto es intolerable. Mi hijo menor, de tres años, padece de una enfermedad por la que está conectado a un tuvo de oxígeno y con esto, su situación se complica”, se quejó Rolando Véliz, quien reside a metros del lugar de las llamas.

Alrededor de las 20.30 se acercó a una de las entradas del predio, de cerca de 10 hectáres, el empresario taficeño José Federico Domínguez, uno de los administradores del arrendatario del predio, quien dijo desconocer las razones del incendio. “No fuimos nosotros, seguro fueron extraños. A nosotros no nos conviene que esto suceda”, explicó, ante el malestar de quienes estaban en el lugar.

Ante la insistencia vecinal, Domínguez asumió el compromiso de armar un encuentro con el propietario del terreno, ocasión en la que se le transmitiría la preocupación de estas familias, tanto por lo que sucedió anoche, como por la presencia de alimañas y el uso del lugar como depósito clandestino de basura. “Esto ya es insostenible, no da para más. Esperamos que se resuelva de una vez por todas por la seguridad de nuestros hijos”, manifestó la vecina Cecilia Medina.

Fuente: La Gaceta

También te podría gustar...

Deja un comentario