La Gaceta: A la hora de la siesta roban en las viviendas de Lomas de Tafí

El domingo desvalijaron dos casas que están en una misma cuadra del sector 12. De un domicilio se llevaron dos televisores. Los vecinos dicen que la cantidad de policías es poca para la jurisdicción.

Volver a casa, encontrarse con todo revuelto y descubrir que extraños se han robado cosas de la vivienda. Esa pesadilla se hizo realidad el domingo a la siesta para dos familias del sector 12 de Lomas de Tafí, quienes pidieron que se destinen más policías para la comisaría del lugar.

MÁS EFECTIVOS. El patio de la comisaría parece gigante para tan escasa cantidad de personal.

“Lo único que nos queda es agradecer por no haber estado en ese momento”, comentó Paola Duhart, una de las damnificadas. Ella y su esposo Javier Lammoglia habían salido durante la siesta del domingo, y al regresar, poco después de las 17, encontraron todo desordenado dentro de la vivienda.

“Apenas abrimos el portón, vi que la escalera que tenía en el patio estaba sobre la pared. Ahí me di cuenta de que nos habían robado”, comentó Lammoglia. Los ladrones se llevaron una cámara fotográfica, joyas y otras pertenencias de pequeño tamaño. “Creemos que no se llevaron otras cosas porque la pared es alta”, dijo el hombre.

Ahora, la familia contratará un sistema de monitoreo y alarmas. “Era lo único que faltaba. No creo que este barrio sea más inseguro que el resto de los barrios; simplemente esta vez nos tocó a nosotros”, comentó Lammoglia. El matrimonio dijo que uno de los problemas es que la cantidad de policías asignados a Lomas de Tafí es escaso, comparado con lo extenso del barrio.

A media cuadra

A 50 metros de la casa de los Lammoglia, Elvira Daruich también sufrió la visita de delincuentes. La mujer se ausentó con su esposo y su hija entre las 13 y las 17. Con la misma modalidad que a sus vecinos, los ladrones saltaron una tapia, rompieron la reja de la ventana del dormitorio y se llevaron dos televisores, un reproductor de DVD, una netbook y un teléfono celular. “Evidentemente circulaban en algún vehículo, como un carro, para cargar esas cosas”, contó Daruich.

Las víctimas, al igual que otros vecinos consultados, comentaron que los robos en las casas suceden durante la siesta. “A una amiga del sector 11 la desvalijaron hace 15 días. También fue un domingo a la siesta”, contó Silvina Barea. “Hay que denunciar los robos, para que quede registrado lo que decimos”, manifestó Lammoglia.

Fuente: La Gaceta

También te podría gustar...

Deja un comentario