El Siglo: Vecinos de Lomas de Tafí, en pie de guerra por el aumento de las cuotas

Habitantes del megaemprendimiento habitacional reaccionaron indignados por un nuevo sistema de actualización anual de cuotas, que se aplicará por primera vez desde enero próximo, con un incremento del 22 por ciento. Dicen que la medida es ilegal; amenazan con acciones judiciales y cortes de ruta. Esta noche definirán los pasos a seguir.

Los vecinos de Lomas de Tafí están dispuestos a agotar todas las instancias necesarias para resistir el aumento del 22 por ciento en las cuotas de sus casas, dispuesto por el Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano (IPVDU), que se aplicará a partir de enero próximo.

La reacción de los habitantes de ese barrio, que ya comenzaron a consultar a abogados y tienen previsto plantear la situación a la Defensoría del Pueblo, se precipitó luego de que en la página de Internet del IPVDU se publicaran los alcances de la resolución sobre el “Nuevo Sistema de Reajuste anual de cuotas puras, con Disminución del plazo de Pago”.

Dicho mecanismo establece una actualización anual de las cuotas, a aplicarse desde el próximo 1 de enero, para lo cual se tendrán en cuenta indicadores sobre el nivel de salarios del INDEC, de agosto a agosto de cada año, con una reducción del 10 por ciento.

En este sentido, los vecinos de Lomas de Tafí aducen que “el incremento es ilegal”, en razón de que cuando resultaron adjudicatarios de sus viviendas el organismo les hizo firmar un documento que estipulaba una suba en las cuotas mensuales del 20 por ciento cada cinco años.

La resolución del Instituto aclara que el incremento de la cuota pura no afectará el precio final de las casas, por lo que el tiempo de cancelación de la deuda por parte de los propietarios disminuirá de manera proporcional.

El IPVDU precisó que “para este primer reajuste (que se materializará en enero próximo) sería aproximadamente un 22 por ciento del valor de la cuota pura, sin afectar a los gastos administrativos, seguro de vida ni FRFI (Fondo de Reserva por Fallecimiento o Incapacidad”. Finalmente, el organismo aclaró que dicha resolución “aún se encuentra bajo revisión del Tribunal de Cuentas de la Provincia, por lo que podrían contemplarse cambios en el transcurso de los días”.

En concreto, el aumento que aplicará el IPVDU en las cuotas de Lomas de Tafí y del resto de los barrios construidos por el organismo con fondos del Estado, será de 100 pesos para aquellos que paguen menos de 443 pesos por mes, en tanto que para quienes abonen una suma superior el incremento será del 22 por ciento.

Vecinos movilizados

El malestar de los vecinos del megaemprendimiento habitacional hizo eclosión a través de la red social Facebook y de la página web www.lomasdetafi.com.ar, desde donde comenzaron a surgir distintas medidas de acción con el objetivo de que el organismo estatal de marcha atrás con la polémica resolución.

En este sentido, convocaron a todos los habitantes de Lomas de Tafí a una reunión para esta noche, a partir de las 20.00, en el espacio verde ubicado en el cruce de las avenidas Raya y Jaldo (ex Central y Viamonte) del barrio, para definir los pasos a seguir.

De la audiencia, participará la legisladora provincial Silvia Elías de Pérez (UCR), quien ya planteó públicamente su objeción al aumento en las cuotas de las casas construidas por el Instituto.
“No permitamos el aumento arbitrario e ilegal de las cuotas a través del Nuevo Sistema de Reajuste Anual impuesto por el IPV”, reza la convocatoria de los vecinos, quienes desde la semana pasada vienen reuniéndose informalmente para evaluar la situación.

“El IPV al momento de entregar las viviendas, hizo firmar a los vecinos un documento donde se estipulaba que el aumento sería del 20 por ciento cada 5 años, cosa que en su momento nos pareció correcto, y ahora, de un día para otro, nos enteramos que ese documento quedó sin efecto, la pregunta es que otro documento dejará sin efecto el IPV o el Poder Ejecutivo sin avisarnos previamente”, plantearon los vecinos, a través de su página de Internet.

Indignación y malestar

En Facebook, la reacción vecinal fue contundente. “Si los términos del contrato se cambian tan fácilmente, podemos plantar un arbolito distinto en la vereda, ocupar el jardín y el patio como se nos ocurra, darla a la casa la utilidad que nos parezca, reformar a gusto, tres metros de tapia, negocios…El que no llora no mama, así que hay que empezar a chillar”, manifestó Luis González.

Por su parte, Geraldine Tell, instó a sus vecinos a unirse. “Necesitamos el apoyo de todos. Nos organicemos, si todos protestamos con fundamentos, con el boleto de compraventa en la mano, con un documento firmado por escribano, no les va a ser tan fácil (establecer el aumento). Podemos pelearla, pero necesitamos el apoyo y las ideas de todos. Esto no puede quedar así”, manifestó.
A su turno, Silvina Lorena Soria planteó: “La mayoría tenemos créditos por años o deudas que cumplir. Los sueldos siguen iguales y vivir está muy caro”.

En tanto, Patricia Molina, opinó que no hay que permitir que se aplique el sistema de actualización anual de las cuotas. “Un contrato no se puede modificar unilateralmente, para eso lo firmamos en conformidad todos, con las pautas y cláusulas establecidas, nos guste o no. Creo que hay que hacer algo, una presentación, y ponerle freno a esto”, propuso.

Otra de las vecinas, Patricia Soto, se lamentó: “Tantos años esperando la tan ansiada vivienda propia y ahora nos vemos agobiados por las deudas contraídas para ponerlas en condiciones mínimas para habitarlas. No soy desagradecida, pero ahora sumar 100 pesos o más a nuestras cuotas es realmente una injusticia”.

Otros reclamos

El aumento de las cuotas también reavivó viejos reclamos de los habitantes de Lomas de Tafí debido a falencias en la construcción de las viviendas y deficiencias en la prestación de servicios.

“Estoy muy agradecida por mi casa, pero no fueron entregadas como corresponden, por la cuota que nos cobran. A nuestra manzana nos la entregaron con revoque grueso, desnivelados los pisos, sin ventilación los baños y podemos seguir…”, señaló Karina Andrea Monlina Gómez, quien agregó indignada: “Hace un año que nos entregaron (las viviendas) y ya se caen los techos de la humedad, las paredes siguen con humedad, y quieren aumentar las cuotas”.

Por su parte, María Elizabeth Cerón opinó que el incremento dispuesto por el IPVDU, que conduce el interventor Gustavo Durán, “es una verdadera vergüenza. El señor interventor no tiene en cuenta que las casas fueron entregadas sin piso, ni revoque, y teníamos que cerrar el terreno, además a los que les tocó la mala suerte de tener lavadero al aire libre y hubo que techar…Eso es un gasto aproximado de más de 25.000 pesos que muchos tuvieron que sacar préstamos para poder afrontar”, se quejó.

Otra de las indignadas vecinas, Analia Zárate, sostuvo que paga cuotas de 470 pesos y que está atrasada “debido a que no me alcanza el sueldo por los créditos que saqué para poner en condiciones la casa y poder venir a vivir. Si me aumentan la cuota va a ser peor”, dijo, angustiada.

Según opinó Carlos Arturo Alluralde, “con el paso del tiempo vamos a terminar pagando más, independientemente del valor de la casa. Estoy tan cansado de estos aprietes recaudatorios para financiar el despilfarro del gobierno…es desgastante estar metido entre medio de tantos funcionarios mediocres e incapaces, que con sus atropelladas decisiones lo único que hacen es perjudicarnos y nos quieren hacer creer que es para mejor”, lanzó.

Medidas en estudio

Según adelantaron los vecinos, para frenar la aplicación del nuevo sistema de actualización de las cuotas, evalúan presentar un recurso de amparo colectivo. También dejaron abierta la posibilidad de concretar otros tipos de medida de acción, como cortar la ruta en el acceso al barrio, con la finalidad de que sus planteos sean escuchados por las autoridades.

“Debemos movilizarnos y no permitir q sigan metiendo la mano en nuestros bolsillos, lo que están haciendo no es justo, no es lo pactado en boleto de compraventa, aunque como dijo el ‘señor Interventor’ no tenga el valor correspondiente. Debemos autoconvocarnos y defender nuestros derechos”, arengó Patricia Soto.kk

Fuente: El Siglo

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. javier alejandro rodriguez dice:

    es un despróposito el aumentar un 22% la cuota, cuando hay un contrato vigente,qu´2 ejemplo da el estado, si quieren dinero, que lo busquen en otro lado

Deja un comentario