Contexto: ¿Por qué Alperovich impide instalar pequeños negocios en Lomas de Tafí? Porque él será dueño por 30 años de todos los comercios que se instalen

El gobernador José Alperovich concesionará durante 30 años 4,4 hectáreas de Lomas de Tafí. Quien gane la licitación será virtualmente dueño de esos predios y podrá explotar el alquiler de locales a supermercados, estaciones de servicio y comercios.

La Unión Transitoria de Empresas (UTE) -conformada por una constructora y una inmobiliaria- que resulte ganadora de la licitación deberá invertir 20 millones en la edificación de locales comerciales en 1,4 de las 4,4 hectáreas dadas en concesión, en distintos puntos del complejo Lomas de Tafí, y se llevará toda la ganancia.

Como obligación, un tanto liviana, se establece para la empresa la realización del mantenimiento de las zonas concesionadas. Según el borrador del anteproyecto, la obligación de UTE será “cortar el césped, podar los árboles, efectuar el recambio de las luminarias y regar las calles no pavimentadas”.

Alperovich, a través de esta empresa, será único dueño de todos los negocios que se instalen en Lomas de Tafí.

Por eso, en los últimos días el titular del Instituto de la Vivienda, Gustavo Durán, y el intendente de Tafí Viejo, Javier Pucharras, comenzaron a intimar a 23 vecinos para que derriben las ampliaciones que hicieron en sus casas para instalar pequeños comercios familiares.

Durán y Pucharras son los escuderos de Alperovich para quedarse con el jugoso negocio de todos los servicios y comercios.

“El comprador está obligado a no alterar el estado del inmueble mediante la introducción de modificación alguna (…). A no darle otro destino que no sea exclusivamente el de vivienda para él y su grupo familiar”, señala el boleto de compraventa de cada adjudicatario de una vivienda del megaemprendimiento Lomas de Tafí.

“Cada vez que el Ipvdu entregó un sector, dio a cada familia el boleto junto con una ordenanza municipal. Por lo tanto, no pueden decir que desconocen las normas, que son claras”, argumentó Durán. Afirmó que cualquier cambio en la edificación o la instalación de un negocio familiar debe tener la autorización previa de la administración que conduce Pucharras.

Durán advirtió que, de negarse a voltear lo construido, los vecinos podrían llegar a perder las adjudicaciones, tras un proceso judicial. “No queremos llegar a eso. Escuché que quieren cortar la ruta, están en falta y cometerían otra. Les pido que cuidemos semejante emprendimiento y que cumplamos la normativa. Todos los espacios para los servicios fueron tenidos en cuenta, pero serán dispuestos en un lugar planificado para ese fin. Hay que tener paciencia”, instó. Por otro lado, recordó que está abierta la licitación para la concesión de los espacios comerciales (4,4 hectáreas).

Fuente: Contexto

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. cucu dice:

    señor gobernador usted quiere quedarse con todo, creo que los negocios no le hacen mal a nadie , sino como pretende que se coma alli??? hasta que esten los centro comerciales¿??????? aaaahhh ya ya usted dara un abono gratis para ir hasta el mercado a comprar???? a usted le estan pidiendo plata para llevar a cabo negocios??? vamosss??? quiere mas plata???? porq en vez de fijarse si hacen negocios o no esta gente que con ello se alimenta no se fija en la inseguridad que hay en esta provincia ????

  2. keko dice:

    creo que la fuerza de los vecinos deberia ser muy grande, pocos protestaron por los asfaltos del sector 8 y alperovich es dueño de toda la provincia, deberiamos exigir que se abran todas las escuelas, que se equipen y muchos de los que reclaman que para comprar pan hay que ir a capital mandan a sus hijos a escuelas de capital, teniendo en el barrio hermosos locales escolares…o que la educacion de nuestros hijos no cuenta.

  3. Leo dice:

    Los vecinos de Lomas deberian reunirse y unirse contra el abuso de poder de nuestros gobernantes….Impedir que un ciudadano viva dignamente de su trabajo es inconstucional.No existe ordenanza q sea superrior a un derecho.
    Debemos oponernernos firmemente al abuso de poder.

Deja un comentario